En las Vísperas, GOZOS A MARIA AUXILIADORA.

 

TODA TUYA MARÍA _n GOZOS A MARIA AUXILIADORA

MARIA AUXILIADORA BENDICENOS _n

Coro

Consuelo del cristiano

María Auxiliadora

Al alma que te implora

Escucha por piedad

A ti, cuya potencia

Del sarraceno impío

Venciendo el poderío

Salvó la cristiandad;

Rogamos que hoy la salves

Del vicio y la mentira

De Dios calma la ira,

Destruye la maldad.

La nave de San Pedro

En esta mar bravía

Con mano fuerte guía

Al puerto hasta llegar;

Sostén al gran piloto,

Protege al Padre Santo,

Sobre él tiende tu manto

Que es manto tutelar

Coro

Confunde a los malvados

Que, dueños de la tierra

A Cristo hacen la guerra

Siguiendo a lucifer;

Tu cetro poderoso

Derrote sus legiones;

Ondulen sus pendones

Triunfantes por doquier.

Cual planta delicada

que la corriente mece

En este mundo crece

La tierna juventud;

¡Oh, Madre! No permitas

Que se aje su belleza

Concédele pureza

Y amor a la virtud

Coro

Enséñale amorosa

Los místicos raudales

De vida manantiales

Que brotan del Altar;

Condúcela al banquete

De santidad venero

Y guste del Cordero

Que célico manjar.

Acude en mi socorro,

¡Oh Virgen poderosa!

Si pérfida me acosa

Maligna tentación;

Ahuyenta del demonio

El silbo traicionero

Servirte solo quiero,

Te doy mi corazón

Coro

Alabarte por siempre,

Auxilio del cristiano,

La lengua del humano

Y el alto serafín;

Tu nombre lo repitan

Los ecos del torrente

Y en alas del ambiente

Resuene en el confín.

Inclínense los cielos

Al ver tu hermoso talle,

La palma allá en el valle

Inclínese también;

Los hombres te saluden

Tres veces cada día

Y en grata melodía

Te den el parabién.

Coro

Las suplicas atiende

De tus fieles devotos,

Despacha nuestros votos

¡Oh Madre de bondad!;

La gracia que te imploro

Otórgame clemente;

De dones eres fuente

Y fuente de piedad.

Jamás se oyó del mundo

En la extendida esfera

Que alguno a Ti acudiera

Sin ver tu compasión;

Por eso hoy a tu trono

Me llego con confianza,

Pues sé que mi esperanza

No encierra una ilusión

Coro

Del cielo la vereda

Enséñame cual faro;

Feliz bajo tu amparo

Mi vida ha de pasar;

Sin miedo a las borrascas

Iré cual navecilla

En la celeste orilla

Tu rostro a contemplar.

Más antes en el día

De mi postrera hora,

María Auxiliadora,

Tu auxilio invocaré;

Y entonces confiado

Envuelto entre tu manto

Con sueño dulce y santo

En paz me dormiré.

Coro

Consuelo del cristiano

María Auxiliadora

Al alma que te implora

Escucha por piedad

Oración.

¡Bendíceme, oh María Auxiliadora!, que tu bendición Santísima permanezca en mí noche y día. En la alegría y en la tristeza, en el trabajo y en el descanso, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte y durante la eternidad.

¡Oh bendición de María Auxiliadora! Dichoso quien te la pide, recibe y guarda, después de obtenerla aquí en la tierra la lleve en su último suspiro como prenda de vida eterna, por Jesucristo nuestro Señor, amén.

Nuestro auxilio es el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.

HIJAS DE MARIA aUXILIADORA _n

Hijas de María Auxiliadora

PAZ Y BIEN Y SANTA ALEGRIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s